Sencillos consejos para ayudarte a organizar tu cocina

¿Cuándo fue la última vez que usaste cada utensilio?
¿Cuándo fue la última vez que usaste cada utensilio?

Si cada vez que buscas un utensilio o un ingrediente te cuesta encontrarlo, no te preocupes. Hemos recopilado tres consejos para que reorganices tu cocina, optimizando el espacio y consiguiendo una cocina en la que reine la funcionalidad. ¡Te invitamos a ponerlos en práctica!

Vacía armarios y selecciona

Empieza desde cero vaciando cajones, armarios y encimeras. Coloca todas esas cosas sobre una mesa para que tengas una visión global de todo. Piensa en cada elemento y su utilidad. ¿Realmente es necesario? ¿Te gusta? ¿Cuándo fue la última vez que lo usaste?

Divide por secciones todos los artículos que vayas seleccionando: el grupo que vas a conservar, los que vas a donar a otras personas y los que se van a tirar.

Limpia a fondo

Cuando tengas todas las cosas fuera de las zonas de almacenamiento, será el momento perfecto para limpiar a fondo todos los espacios y rincones de la cocina. Aprovecha para repasar zonas que no se limpian a diario como la campana extractora, la nevera, el congelador y los interiores de los armarios y cajones.

Aprovecha para repasar zonas que no se limpian a diario.
Aprovecha para repasar zonas que no se limpian habitualmente.

Define cada una de las zonas

Ahora deberás volver a guardar todo aquello que has sacado. Pero primero deberás apuntar en un papel cómo distribuirás cada objeto según las diferentes áreas de la cocina. Así por ejemplo, puedes disponer zonas como estas:

Zona rutinaria: en esta sección deberás seleccionar los cajones y armarios que sean más accesibles para hacer más cómodo el acceso a cubiertos, tazas, platos y demás.

Zona de cocina: aquí se colocarían todos los enseres que utilizas para cocinar, como ollas y sartenes, tablas para cortar, cucharas de madera, etc.

Zona de despensa: es el espacio para las especias, los electrodomésticos y las vajillas más grandes, entre otros.

Zona de almacenamiento: en esta segunda despensa guarda los tuppers, los alimentos con fecha de caducidad larga como conservas, el papel de aluminio y el film transparente, etc.

Zona de café y bar: esta zona puede ser un mueble u otro armario de la cocina y la utilizaremos para guardar tacitas de café, vasos de chupito, la cafetera y otros elementos similares.

Zona de debajo del fregadero: es la zona perfecta para almacenar artículos de limpieza y las bolsas de basura.

Agrupa los artículos según su uso, diseño y tamaño.
Agrupa los artículos según su uso, diseño y tamaño.

Con esta misma lógica, organiza los alimentos que van en la nevera y en el congelador. Agrupa los artículos según su diseño y tamaño, para colocarlos aprovechando el espacio al máximo. ¡Verás cómo a partir de ahora sabrás donde está todo y las horas que pases en la cocina serán más productivas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *