Tres recetas originales con verduras para los más pequeños

¡Te esperan unas recetas muy divertidas y nutritivas!
¡Te esperan unas recetas muy divertidas y nutritivas!

Aunque en ocasiones parezca un reto conseguir que los niños coman verduras, con un poco de creatividad resulta mucho más fácil convencerles. Una presentación divertida puede animarles a comer, y utilizar ingredientes coloridos logrará captar su atención.

Existen una infinidad de platos con verduras que son sencillos de elaborar y muy divertidos para los niños. Y si además utilizas verduras congeladas para su preparación, dispondrás de dos grandes ventajas: ahorrarás tiempo y podrás sacar provecho a todas las verduras, sin esperar a la temporalidad característica de cada una de ellas.

Descubre las tres deliciosas recetas con verduras congeladas que te proponemos para amenizar estos últimos días de verano, ¡y sorprende a los pequeños de la casa!

La divertida serpiente de espárragos

Ingredientes

-Cuatro hojas de pasta filo

-300 gramos de espárragos trigueros congelados

-200 gramos de guisantes congelados

-80 gramos de cacahuetes

-80 gramos de maíz

-1 cucharada de canela

-1 cucharada de aceite de oliva

-1 pizca de sal

-Mantequilla al gusto

Con la presentación tan original de este plato, los niños estarán encantados de sentarse a comer. Para su elaboración, saltea los espárragos en la sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez estén blandos, córtalos en trozos pequeños y añade los guisantes congelados, una pizca de sal y la cucharada de canela. Tras unos minutos añade el maíz, déjalo cocinar unos segundos y posteriormente añade los cacahuetes, tostados previamente en otra sartén.

Mientras se precalienta el horno a 180º, estira las cuatro hojas de pasta filo sobre un papel de horno. En el centro de cada hoja coloca el relleno de verduras de forma que se pueda enrollar. Luego, para que quede en forma de serpiente, coloca los rollitos uno detrás del otro en forma de espiral. Agrega sobre la pasta mantequilla derretida al gusto y hornea durante 15-20 minutos, ¡y tendrás tu plato listo!

Espaguetis de judías con jamón y queso

Ingredientes

-200 gramos de judías verdes congeladas

-400 gramos de harina de trigo

-4 yemas de huevo

-1 brick de tomate frito

-200 gramos de jamón serrano en tacos

-Queso parmesano en polvo

-Una pizca de sal

Para elaborar este delicioso plato, el primer paso es licuar las judías verdes reservando el líquido. Luego, elabora un volcán de harina y las judías licuadas sobre una encimera, dejando un hueco en el centro en el que añadirás las cuatro yemas, una pizca de sal y un poco del líquido de las judías verdes. Cuando obtengas una masa compacta que no se pegue, reserva durante media hora en la nevera.

Posteriormente, corta la masa en cuatro partes y amasa cada una de ellas con un rodillo hasta que consigas que queden planas para meterlas en la máquina de pasta, y cortarlas en forma de espagueti. Por otro lado, coloca una olla con agua y una pizca de sal en el fuego, cuando el agua hierva introduce la masa cortada y deja cocinar durante 3-4 minutos. Tras este tiempo, introduce la masa cortada en un bol con agua fría y hielos para cortar la cocción.

Por otro lado, saltea el jamón en una sartén, agrega el tomate frito y mantenlo a fuego suave para que se caliente y cocine por completo. Finalmente, escurre bien la pasta y agrega la salsa preparada con un toque de queso parmesano al gusto. ¡Este delicioso plato contiene todos los nutrientes necesarios para los niños!

Quesadilla de espinacas

Ingredientes

-4 tortillas mexicanas

-200 gramos de espinacas congeladas

-120 gramos de mozzarella rallada

-80 gramos de jamón serrano en tacos

-Aceite de oliva al gusto

Esta quesadilla de espinacas es perfecta para cualquier cena o comida en verano. Para prepararla, coloca una olla con agua al fuego, y cuando esté hirviendo, añade las espinacas congeladas y déjalas cocinar durante 2-3 minutos para después dejarlas escurrir y reservar.

Precalienta el horno a 180º, y mientras tanto, saltea los trocitos de jamón en una sartén. Estira las tortillas en una bandeja y añade las espinacas en el centro de cada una con un poco de queso rallado por encima y los taquitos de jamón. Finalmente, dobla por la mitad e introduce en el horno hasta conseguir que se funda por completo el queso, ¡y sírvelo decorando con un poco de tomate!

Las verduras congeladas son una pieza clave en la nutrición de las personas, y con el objetivo de fomentar su consumo y concienciar a la sociedad sobre la necesidad de incorporar estos alimentos en la dieta diaria como hábito de vida saludable, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados, ASEVEC, tiene en marcha un espacio en Internet que permite conocer con profundidad y rigor el mundo de las verduras ultra congeladas.

En la página web se puede ver desde el proceso de fabricación de las verduras congeladas, las zonas españolas donde se recogen las diferentes variedades, consejos de salud y hasta su mejor tratamiento y uso en la cocina para elaborar deliciosos platos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *