Los mejores consejos para cocer cigalas congeladas

cigalas la sirena
La cigala es un marisco con cáscara que podemos descongelar con mucha facilidad.

La cigala es uno de los mariscos más sabrosos de nuestra gastronomía. Y al tratarse de un marisco que resiste poco tiempo fuera del agua, es frecuente encontrarlo congelado en los puntos de venta, ya que es una de las mejores formas de que se mantenga en buen estado y no pierda sus propiedades. Pero, ¿sabes cómo cocer las cigalas congeladas? ¡Te explicamos la mejor forma de hacerlo!

Cómo cocer cigalas congeladas

La cigala es un marisco con cáscara que podemos descongelar con mucha facilidad. La mejor manera de hacerlo es sumergiendo las cigalas congeladas crudas en agua fría durante unos minutos. Cuando estén descongeladas, sólo tendremos que escurrirlas y ya podremos emplearlas en la receta que más nos apetezca.

Si queremos cocer las cigalas congeladas hervidas, no es necesario que las descongelemos con anterioridad. Ponemos a hervir una olla con agua, unas hojas de laurel y unas bolitas de pimienta negra. Cuando el agua hierva, añadimos abundante sal y seguidamente las cigalas directamente congeladas. Dependiendo de su tamaño las dejaremos hervir más o menos tiempo.

Si son grandes, una vez empiece a hervir el agua de nuevo, las dejaremos unos 2 minutos. Si son pequeñas, una vez empiece a hervir el agua de nuevo ya las podemos retirar. Enfríalas con agua y hielo para detener la cocción, y escúrrelas. Hay que tener en cuenta no cocinar en exceso el marisco para que se mantenga su textura y no quedo seco.

Pasta con cigalas
Hay que tener en cuenta no cocinar en exceso el marisco para que se mantenga su textura y no quedo seco.

En cambio, si las quieres cocinarlas a la plancha, hay que descongelarlas con anterioridad siguiendo las indicaciones que te hemos mostrado en el vídeo. Una vez descongeladas, calentaremos bien la sartén o la plancha y cubriremos el fondo con sal antes de disponer las cigalas. Sólo tendremos que cocinarlas vuelta y vuelta y servirlas en un plato con un poco de aceite de oliva y perejil troceado.

La cigala: un alimento con muchas proteínas y pocas calorías

cigalas la sirena
Las cigalas son el crustáceo con menor cantidad de grasas.

La cigala es el crustáceo menos calórico y las proteínas son su nutriente más abundante. Después de los percebes, las cigalas son también el crustáceo con menor cantidad de grasas y contienen potasio, fósforo, magnesio, yodo y vitamina B12.

Recuerda que en la sección de Recetas de la Sirena encontrarás muchas ideas para incluir cigalas en tus platos. Échale un ojo y aporta sabor a tus menús con este delicioso marisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *