La alcachofa: una aliada sabrosa y mediterránea

El azúcar que contienen las alcachofas es tolerado por personas diabéticas.
El azúcar que contienen las alcachofas es tolerado por personas diabéticas.

La alcachofa es una hortaliza tan deliciosa como versátil y saludable. Esto se debe a que entre sus hojas se encuentran una infinidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, por ello la inclusión de esta verdura en tu alimentación diaria puede aportar grandes beneficios a tu salud. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber acerca de sus principales virtudes.

Además de gozar de un gran prestigio por su inigualable sabor, las alcachofas son consideradas todo un icono culinario de esta región de la cuenca Mediterránea. 

Las alcachofas son la cabeza floral de una planta silvestre.
Las alcachofas son la cabeza floral de una planta silvestre.

Entre sus cualidades más populares, podemos mencionar que el azúcar que contienen es tolerado por personas diabéticas. Por otro lado, es una planta poco calórica que ayuda a mantener los niveles del colesterol bajos, favoreciendo que se metabolicen las grasas, el alcohol y la urea, y regulando las funciones hepáticas y renales.

Las alcachofas son la cabeza floral de una planta silvestre rica en fibra, vitamina C, ácido fólico, magnesio, manganeso y fósforo, por lo que son muchos los beneficios de los que puedes aprovecharte al consumirla. No es de extrañar que sea uno de los alimentos más populares en las dietas de pérdida de peso.

¿Cómo debes cortar las alcachofas?

El primer paso para preparar las alcachofas es eliminar las hojas exteriores que se encuentren más duras y secas, y también debes cortar las puntas si se encuentran muy duras. Luego, con ayuda de una cucharilla, deshazte de la pelusilla que se encuentra en el interior de la alcachofa. ¡De esta manera ya tendrás las alcachofas listas para cocinarlas!

El primer paso para preparar las alcachofas es eliminar las hojas exteriores.
El primer paso para preparar las alcachofas es eliminar las hojas exteriores.

Los métodos de cocción más saludables de esta verdura

Tienes a tu disposición una infinidad de opciones para cocinar las alcachofas, sin embargo, lo mejor de ellas es que se prestan a una cocción saludable. Las alcachofas al vapor son una gran idea como acompañamiento de tus comidas. Puedes añadir hierbas aromáticas como el romero o el tomillo para aportarles más sabor.

Por otro lado, las alcachofas al horno también son una opción saludable y resultan ideales para acompañar preparaciones de carnes o pescados al horno. Para cocerlas al horno puedes añadirles una pizca de aceite de oliva y sal. Recuerda retirarlas del horno cuando estén tiernas y doradas.

En La Sirena encontrarás alcachofas troceadas, corazones de alcachofa pelados o alcachofas baby.
En La Sirena encontrarás alcachofas troceadas, corazones de alcachofa y alcachofas baby.

También te invitamos a preparar alcachofas hervidas. En este caso, solo deberás sumergirlas en agua hirviendo durante algunos minutos, hasta que estén completamente tiernas. Igualmente, puedes añadir al agua hierbas y condimentos aromáticos para potenciar aún más su sabor.

Una última opción es decantarse por unas alcachofas pasadas por la sartén, ya sean alcachofas rebozadas o acompañadas de bacón y cebolla en un salteado.

Como puedes ver, esta hortaliza es una opción muy saludable y deliciosa para acompañar o protagonizar diferentes platos. Además, en La Sirena encontrarás alcachofas troceadas, corazones de alcachofa pelados o alcachofas baby premium congeladas y listas, para que pongas en práctica todo lo que has aprendido sobre cocinar esta verdura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *