Trucos para que los más pequeños coman verduras

Descubrimos algunos trucos para conquistar los paladares más exigentes de la casa.
Las mejores recetas para conquistar los paladares más exigentes.

Muchos niños se declaran abiertamente enemigos de las verduras, algo que convierte las comidas que incluyen vegetales y hortalizas en auténticas batallas con los padres. ¡Venimos al rescate!

Tanto los especialistas como los diferentes organismos internacionales recomiendan el consumo de 5 raciones de fruta y verdura diarias. Se trata de una indicación a tener en cuenta especialmente con los niños, ya que es durante la infancia cuando se adquieren hábitos alimentarios que marcarán toda la vida adulta.

Por esta razón, y para ayudarnos a promover el consumo de verduras entre los más pequeños, descubrimos de la mano de la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados, ASEVEC, algunos trucos para conquistar los paladares más exigentes de la casa:

– Cuida la presentación. Utilizando la imaginación es posible preparar platos verdaderamente originales y atractivos para los niños. Inspírate en los animales o sus objetos preferidos (coches, flores, aviones, etc.).

– Ahorra tiempo con las verduras congeladas. Mucho más cómodas a la hora de conservar, preparar y cocinar, las verduras congeladas permiten, además, lograr formas muy divertidas a la hora de cocinar.

– En la variedad está el gusto. Aprovecha la disponibilidad de verduras congeladas durante todo el año para ofrecer una dieta variada.

– Cocina con ellos. Una forma de estimular su apetito, creatividad y habilidades motrices es involucrar a tus hijos en la compra de alimentos y en la preparación de los platos.

Un falso perrito caliente de verduras

Con imaginación es posible preparar platos verdaderamente originales y atractivos para los niños.
Con imaginación es posible preparar platos atractivos para los niños.

Podrás preparar un delicioso perrito caliente de verduras con:

– 100 gr de zanahorias baby congeladas

– 50 gr de judías verdes congeladas

– 6 cucharadas de cebolla picada congelada

– 50 gr de pimiento rojo congelado

– 50 gr de champiñones

– 5 huevos

– 2 panecillos para perrito

– Aceite de oliva

– Sal

– Pimienta negra

Empieza pochando todas las verduras directamente sin descongelar en una sartén con un poco de aceite, empezando por la cebolla y, una vez esté transparente, continúa con el pimiento, más tarde con la zanahoria, las judías verdes y, por último, los champiñones.

Mientras, en un bol aparte, bate los huevos con una pizca de sal y pimienta. Corta las verduras en trozos pequeños y mézclalas con el huevo batido. Con mucha delicadeza forma un molde con papel de aluminio en forma de salchicha y cúbrelo holgadamente con papel film, pues luego deberás cerrarlo por los extremos como un caramelo.

Manipula con mucho cuidado las salchichas de verduras y mételas en una olla con agua a fuego fuerte, hasta que empiecen a hervir, para bajar el fuego y que el hervor no sea muy agresivo. La cocción será de unos 20 minutos y entonces solo tendrás que sacarlas del agua, desenvolver los perritos calientes vegetales y colocarlos entre dos panes tostados. Adereza con vuestras salsas preferidas y… ¡a comer!

Pizza vegetal con jamón y queso

Involucra a tus hijos en la compra de alimentos y en la preparación de los platos.
Involucra a tus hijos en la preparación de los platos.

Para elaborar una deliciosa pizza vegetal para toda la familia necesitarás:

– 1 kg de coliflor congelada

– 1 kg de brécol congelado

– 1 puñado de maíz congelado

– Jamón cocido o bacon al gusto

– Queso rallado

– Tomate frito

– 2 huevos

– Sal

– Un chorrito de aceite

Tritura el brécol junto a la coliflor, sin descongelar, con la ayuda de una batidora y un colador chino para extraer toda el agua que puedas. Bate un par de huevos, añade sal y la mezcla de verduras ya trituradas. Debe quedar una masa homogénea que extenderás sobre un papel de hornear para cubrir con otras láminas de papel para hornear. Dale forma de pizza (¡o la forma que queráis!) con la ayuda de un rodillo.

Luego introdúcela en el horno a 190ºC durante unos 15 minutos con calor arriba y abajo. Mientras tanto, prepara el jamón o el bacon y hierve el maíz congelado. Una vez la masa quede crujiente, añade el jamón, el queso y el maíz, para dejar unos 10 minutos más en el horno la pizza. ¡Todos a la mesa!

La importancia de las verduras congeladas

Se recomienda el consumo de 5 raciones de fruta y verdura diarias.
Se recomienda el consumo de 5 raciones de fruta y verdura diarias.

Las verduras son una pieza clave en la nutrición de las personas, por lo que debemos fomentar el consumo y concienciación de la sociedad sobre la necesidad de incorporarlas en la dieta diaria.

Con este objetivo, dados los beneficios para la salud y las ventajas de la ultracongelación, que permite conservar todas las vitaminas y minerales de las verduras, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados, ASEVEC, dispone de un espacio en Internet a través del cual podemos conocer con rigor y profundidad el mundo de las verduras ultracongeladas.

¿Quieres saber cómo se elaboran las verduras congeladas, las zonas españolas donde se recogen las distintas variedades o los consejos de salud y preparación de los especialistas? ¡Entra en la web de ASEVEC!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *